Biografía

Fernando Cedeño con su Madre Gladis Marcillo

Vicente Fernando Cedeño Marcillo nació el 26 de agosto de 1968, en un sitio llamado “Pata de Bravo” de Chone- Manabí.

“A la finca donde vivíamos no llegaban carros. Mi mundo eran los amigos, la familia, las vacas, el río y mi gran pasión los caballos.”

ALGO DE LA NIÑEZ

Nací en la bella campiña Chonera, me considero un cien por ciento chonero, de esos que la palabra es una escritura, fui formado por el mejor padre del mundo, Carpo Cedeño, mi madre Gladis Marcillo, somos nueve hermanos, soy el séptimo y último entre los barones, eso me llevó a ser el más consentido, eso no me exoneraba de las labores de una hacienda ganadera, dice papa que para aprender a mandar toca saber hacer las cosas, me crié en una linda atmósfera, mi mundo solo eran las vacas, perros, gatos y una de mis más grandes pasiones… los caballos, a los cuatro años mi primer regalo fue un equino. A los seis años por fin conocí los carros, eso fue cuando fui a estudiar a una escuela en Chone.

Así pasaron ocho años, durante ese tiempo hacia lo que cualquier niño hace, jugar el cogido, plancha, fútbol, juegos que cambie con el maravilloso mundo de las artes marciales. Cumplo los diez y ocho años y un día me marché de casa con una mochila a cuestas y una historia que contar.


Fernando Cedeño practicando Artes MarcialesInfluenciado por las artes marciales mi objetivo era irme de polizonte a China, no tenía dinero, era la única opción, dos veces logré llegar a las bodegas de los barcos, pero fui descubierto y botado a patadas de los mismos.

Seguí entrenando y a los diez y nueve años marché al Oriente ecuatoriano donde continuaron mis practicas marciales, siendo parte de un equipo de seguridad de una compañía.

ANTES DE HACER CINE

Durante mis primeros diez y ocho años, en el campo, luego salí de casa siendo agente vendedor de libros, repuestos automotrices, ropa, zapatos, etc. Podía volver a la finca, pero quería explorar otros mundos, así llegue al Oriente y trabajé en compañías petroleras como chofer, guardia, etc., pero jamás deje el entrenamiento marcial.

MIS AMIGOS CON LOS QUE EMPECÉ A HACER CINE.

Algunos los conocía desde el colegio, cuando llegue a Chone compré una moto y forme parte de un grupo de motorizados, estos colegas entrenaban en otras academias de karate, taekwondo, judo y otros eran mis compañeros de kung fu, cabe mencionar que también entrené esos estilos, al final termine siendo un híbrido mezclando todas esas disciplinas, solíamos reunirnos en el “supuesto club” y discutíamos quien era el mejor, eso nos llevaba a combates “amistosos” total terminaban en pequeñas cuotas de sangre y un abrazo.

Un día a uno de ellos le regalan una cámara y fuimos a un campo hacer enduro con las motos, allá se nos ocurrió hacer un cuadrilátero y nos volvimos “acariciar”, estos combates fueron grabados y también el avance en la montaña con las motos, una vez que llegamos a Chone vimos el video y ahí nace la idea de grabar una película.

ESTA ES LA CONVERSACIÓN CON LA QUE EMPEZAMOS TODO.

Llegamos al departamento de un amigo.

“Hay industrias como Hollywood, Bollywood, Nollywood, entre otras, entonces, por qué no CHONEWOOD.”

NIXON
Veamos el video que grabamos.

FLECHER
Oky, pero mandemos a ver unas bielas.
Mandamos por las bielas y nos sentamos frente a la tv.

FERNANDO
Guao, esas patadas se ven bien en cámara.

NIXON
¿Cómo sería si hiciéramos una película?

FERNANDO
Estás demente, una película es cosa seria.

NIXON
Hagamos una película.

FERNANDO
De una, no hay nada que perder.

NIXON
¿Y de que la hacemos?

FERNANDO
Lo único que sabemos hacer, darnos golpes y andar en moto.

NIXON
¿Cuando empezamos?

FERNANDO
Pa´luego es tarde soldado.

Y así vimos el video pensando en las mil diabluras que íbamos hacer.

Desde entonces, ya han pasado mas de dos décadas realizando varios cortometrajes, mediometrajes y varias películas. La historia de Fernando Cedeño y el Cine Guerrilla en Chonewood no se detiene.


Filmografía:

  • 1994: En busca del tesoro perdido
  • 2000: Avaricia
  • 2004: Barahunda en la montaña
  • 2005: Sicarios manabitas
  • 2012: El ángel de los sicarios
  • 2017: En busca del tesoro de Atahualpa

Desde agosto de 2016 me encuentro trabajando en mi nuevo proyecto cinematográfico “En busca del tesoro de Atahualpa“.

Translate »